martes, 1 de septiembre de 2015

Funda para Kindle (o cualquier otro e-reader)

¡Hola!

No sé exactamente de dónde me vino la idea pero el caso es que me apeteció cambiar la funda del Kindle. Bueno, para ser sincera, no fue así exactamente, lo que me apetecía era hacer una funda yo misma, ¡siempre presente mi espíritu maker!

Tras darle un poco a la cabeza para plantear el proyecto y un par de búsquedas por Internet para asegurarme de no dejarme nada no me fue difícil dar con los pasos para confeccionar el tipo de funda que quería. Es una tarea para un fin de semana, contando con el tiempo de elaboración más el tiempo que hemos de dejar secar la cola.

Materiales:
  • Cartón no muy grueso
  • Tela
  • Cola
  • Gomas elásticas
  • Hilo de color para decorar (opcional)
  • Tijeras, alfileres, aguja, regla, lápiz

Os dejo a continuación las fotos explicativas del proceso seguido:


 
Dibujamos la silueta del e-reader sobre el cartón, necesitaremos dos iguales.


También recortamos un rectángulo más grande que hará de tapas exteriores (27,5 x 17,5 cm, en mi caso).



Forramos los trozos de cartón con la tela escogida según se ve en la imagen. Hay que tener cuidado en no pasarnos con la cantidad de cola para que no traspase la tela.


Usaremos dos tiras de goma elástica para sujetar el e-reader a la funda.


Las cruzamos como se indica en la foto. Yo le di unas puntadas en las intersecciones para asegurar la posición, pero no es necesario, luego todo ello va encolado a la funda exterior.


Este paso es opcional, podéis decorar la funda a vuestro gusto y darle un toque personal.

Me olvidé de hacer foto del siguiente paso, que consiste en encolar otra goma elástica a la parte interior de la cubierta exterior derecha para cerrar la funda. La parte encolada quedará oculta bajo la tapa pequeña que sujetará el e-reader.


 Esta es la forma definitiva que tendrá la funda, presentamos y encolamos. 
Va bien poner un libro pesado u objeto equivalente que ejerza presión mientras se seca la cola, así mantendrá la forma.


  ¡Y aquí está la funda terminada!


Espero que os sea útil este tutorial si os animáis a haceros vuestra propia funda para el e-reader

¡Hasta la próxima!

Aneke

lunes, 8 de diciembre de 2014

Bizcocho de manzana y nueces

¡Hola de nuevo!

Esta mañana me he despertado con ganas de hacer bizcocho y al final ha ganado el de manzana, que creo que no había hecho nunca. Os dejo la receta en plan fácil y sencillo para que os animéis :)


Ingredientes:

3 Huevos
150 gr. azúcar
125 ml. leche
125 ml. aceite de oliva
200 gr. harina para bizcochos
Una pizca de sal
1,5 sobres de levadura química
2 manzanas grandes
Un puñado de nueces
Piel rallada de un limón
Una cucharadita de canela (opcional)

Preparación:

Precalentamos el horno
Mezclamos en este orden:
  • huevos, sal y azúcar
  • leche y aceite
  • harina y levadura
  • nueces a trocitos
  • ralladura de limón
  • canela (opcional)
 Manzanas, las pelamos:
  • 1 manzana --> cortada a cuadraditos la incorporamos a la masa
  • 1 manzana --> cortada a láminas la usaremos para decorar
Vertemos masa en el molde (redondo desmontable en mi caso) y decoramos con las láminas de manzana. Podemos poner un poco de azúcar por encima.

Horneado: 25 minutos calor abajo + 10 minutos calor arriba

Cada horno es un mundo y cada uno se conoce el suyo, así que usad el vuestro como vosotras/os mismas/os creáis a la hora de hornear. Ya sabéis que la masa ha de subir (el doble, aproximadamente) y que al pinchar un palillo éste ha de salir limpio.

En cuanto a los ingredientes, yo suelo poner menos azúcar y menos aceite del que indican las recetas y, a veces, sustituir parte de la harina por muesli o trigo integral, pero esto ya son experimentos :)




¡Hasta pronto!

Aneke



sábado, 15 de noviembre de 2014

Tabuleh

¡Hola!

Hoy os dejo la receta del Tabuleh, una ensalada de cous-cous. La he hecho hoy para comer y nos ha encantado.

Ingredientes:
1 taza de cous-cous
1 taza de agua
1/4 de cebolla
1 zanahoria
1 tomate
Un puñado de aceitunas sin hueso
Un chorrito de aceite de oliva
Zumo de medio limón
Un ramillete de perejil
Hierbabuena o menta (opcional)
Sal y pimienta

Preparación:
Primero preparamos el cous-cous, pues una vez cocido se ha de enfriar y aprovecharemos este tiempo para ir cortando el resto de ingredientes. Para ello ponemos una taza de agua en un cazo en el fuego y, una vez hierva, apagamos el fuego, añadimos la taza de cous-cous y tapamos el cazo. En unos 5 minutos ya podemos abrir el cazo, echar un chorrito de aceite y separar el cous-cous con un tenedor, salpimentando a nuestro gusto. Dejamos el cous-cous en un plato extendido para que se enfríe mejor.

Mientras, troceamos la zanahoria, el tomate, las aceitunas, la cebolla y el perejill para, después, añadirlo al cous-cous, ya frío. Aliñamos con el zumo del limón y ¡ya tenemos nuestro Tabuleh preparado!


¡Buen provecho!

jueves, 29 de mayo de 2014

Hacer yogur con horno solar

¡Hola a todos y todas!

Estaba el otro día en casa pensando en que se nos habían acabado los yogures y que tenía que volver a hacer cuando caí en que podía utilizar el sol para conseguir el calor necesario para la fermentación de la leche.

Resulta que nuestro piso es la mar de soleado y decidí probar: hacer yogur con un horno solar.

Mi horno solar improvisado resultó ser un tiesto negro, que lavé convenientemente antes de empezar a hacer el yogur. El procedimiento para elaborar el yogur es el mismo que os expliqué en mi anterior entrada [http://anekegurumis.blogspot.com.es/2014/02/vamos-hacer-yogur.html], lo único que cambia es el origen del calor que utilizamos para la fermentación.

No sé si es perjudicial o no para la receta que le dé la luz del sol directamente (¡si alguien sabe la respuesta que me lo cuente, por favor!) pero por si las moscas yo he preferido que sea opaco. Entiendo que lo importante es que mantenga el calor, así que podéis probar con cajas forradas con cartulina negra, pintadas de negro, etc... como siempre, ¡imaginación al poder! Y recordad que no queremos que se caliente demasiado, podéis utilizar un termómetro para comprobar la temperatura, que deberá ser entorno a los 38ºC, si nos pasamos las bacterias morirán.

¡IMPORTANTE!: antes de enfrascaros en la tarea comprobad que el tarro de cristal cabe dentro de lo que será vuestro horno solar.

Procedimiento

1. Preparamos la leche, los fermentos y lo que le queramos añadir.

2. Introducimos el tarro tapado en el "tiesto solar" ;P

3. Colocamos el "tiesto solar" tapado en el sol durante 8h.

El resto como siempre, dejamos entibiar, introducimos en la nevera el yogur y tras 3h de refrigeración ya se puede consumir.

Este ha sido mi primer experimento de cocina con sol y ha salido bastante bien, además de que he ahorrado energía y dinero. ¿Os animáis a probar? ¿Tenéis experiencia con cocina solar?



jueves, 13 de febrero de 2014

¡Vamos a hacer yogur!

¡Hola!

El último yogur que he hecho en casa ha salido tan bueno que no he podido resistirme a compartir la receta con vosotros, mis queridos lectores y lectoras.

Esta es la segunda entrada de la sección de recetas del blog. En realidad, ¡una receta es una manualidad comestible! ¡ñaaaam!

Para hacer yogur utilizo la yogurtera de mi madre (que es exactamente igual a la yogurtera de mi abuela), tendrá la mar de años, ¡pero funciona estupendamente! Hay otros métodos para hacer yogur: con el horno, con una bolsa de agua caliente, con una manta eléctrica, etc. El caso es que tenemos que cultivar lactobacillus bulgaricus y streptococcus thermophillus y hacer que fermenten la leche durante unas 8 horas dándoles calor y sin mover los tarros.


Ingredientes:
  • Leche (si es fresca mejor)
  • Lactobacillus bulgaricus y streptococcus thermophillus. Se pueden comprar estos fermentos pero lo más sencillo es utilizar un yogur comprado, puesto que ya los contiene (no sirven los "postres lácteos" que no necesitan refrigeración)
  • Leche en polvo (opcional, lo hace más cremoso)
  • Leche condensada (opcional, lo hace más cremoso y dulce)


Con yogurtera (mi método):
  1. Medimos la leche que vamos a necesitar con uno de los tarros y sin llenarlo del todo
  2. Calentamos la leche en un cazo hasta que esté tibia
  3. (Opcional) Añadimos leche condensada al gusto y remover. Esto hará que esté más cremoso y dulce. Para 7 yogures puse unos 150gr
  4. Poner una cucharada de yogur (comprado) en cada tarro de cristal
  5. (Opcional) Añadir la leche en polvo en cada tarro
  6. Verter la leche tibia en cada tarro y remover para mezclar el yogur con la leche
  7. Poner los tarros en la yogurtera (¡no olvidéis encenderla! ;P)
  8. Esperar de 8 a 12h
  9. Sacar los tarros de la yogurtera y dejarlos entibiar antes de meterlos en la nevera. Tras unas 3 horas en la nevera ya se pueden consumir.

Con el horno:
  1. Calentar el horno a unos 50ºC
  2. Calentar la leche a unos 40ºC, sin sobrepasar los 45ºC
  3. Mezclar poco a poco la leche con el yogur o los fermentos
  4. Poner la mezcla en el horno (un solo tarro de cristal o varios individuales) y dejarlo durante 3-4 horas
  5. Apagar el horno y dejar el yogur dentro durante 4-5 horas (el tiempo total del yogur dentro del horno será de 8 horas)
  6. Tapar los tarros con su tapa o con film y dejar reposar en la nevera durante 3 horas

Con la olla exprés:
  1. Llenar la olla con agua hasta la mitad, cerrarla y ponerla a funcionar
  2. Calentar la leche a unos 40-45ºC
  3. Mezclar poco a poco la leche con el yogur y los fermentos
  4. Apagar la olla, vaciarla y poner dentro los tarros de yogur
  5. Cerrarla herméticamente y dejar reposar el yogur durante unas 8 horas.
  6. Abrir la olla, sacar los tarros, taparlos con su tapa o con film y dejar reposar en la nevera durante 3 horas

Con una manta:
  1. Calentar la leche a unos 50-45ºC
  2. Mezclar poco a poco la leche con el yogur o los fermentos
  3. Rellenar uno o varios tarros de cristal con la leche.
  4. Tapar los tarros, envolverlos bien con una manta de lana y dejarlos reposar en un lugar cálido durante 8 horas como mínimo
  5. Dejar reposar en la nevera el yogur al menos durante 3 horas antes de consumir.

Si utilizáis una manta eléctrica os podéis fabricar una yogurtera casera como ésta

Y si queréis utilizar una bolsa de agua caliente os podéis fabricar una yogurtera similar a la de la manta eléctrica. Vigilad con las temperaturas y ¡listo!.

Ideas para combinar nuestro yogur

Podéis poner un poco de mermelada en el fondo de los tarros para darles un toque diferente. O en el momento de servirlos añadir frutos secos y miel, chocolate, crema de cacao, cereales, frutas rojas...

Si sois mentes inquietas y queréis saber más sobre el yogur, clicad aquí para ver qué nos explica la Wikipedia :)

¡Hasta pronto!

PD: Si alguno de vosotros o vosotras ha probado el Ayran que me diga qué tal está, ¡porque tiene una pinta horrible!

PD2: Los otros métodos (que no he probado) los he encontrado aquí.

lunes, 27 de enero de 2014

Receta de Mató

¡Hola!

Hacía mucho tiempo que no hacía mató y, mira por dónde, ayer puse el contador a cero de nuevo. 

El mató es un queso fresco típico catalán y tiene poquita grasa, así que también lo podéis tomar aunque estéis de dieta. Eso sí, en tal caso, cuidado con la cantidad de miel que le pongáis.

Os dejo un tutorial de cómo hacerlo, ¡es muy sencillo!


 Llevamos un litro de leche a ebullición. Tradicionalmente se hacía con leche de cabra u oveja, aunque hoy en día también se utiliza leche de vaca. Contra más fresca, mejor.


Una vez esté hirviendo añadimos zumo de un limón y apagamos el fuego. También se puede utilizar aderezo de limón. De hecho, me enseñaron a hacerlo con vinagre.


 La leche se corta, la dejamos reposar una hora.


 Colamos la mezcla...


 ... y la dejamos reposar en la nevera durante 24 horas


 Este es el aspecto que tiene nuestro mató al sacarlo de la nevera.


Lo ponemos en un recipiente adecuado.


Lo servimos con miel (y frutos secos opcionales) y ¡a disfrutar!


Si os animáis a hacerlo contadme qué tal os ha salido :)

¡Hasta pronto!

jueves, 14 de noviembre de 2013

Poste rascador para gatos / Cat scratching post

¡Hola!

Hoy quiero compartir este proyecto que me hacía mucha ilusión hacer. Se trata de un rascador para que la pobre Bambú pueda rascar como una reina :)

Todos los materiales son reciclados, los tenía por casa y simplemente los he reutilizado. Solamente tuve que comprar el tablero de DM (que me costó unos 2€). Hice una estructura básica sobre la que enfundar el cilindro de cartón envuelto con cuerda sisal (para poder sustituirlo si nuestro gato o gata lo deja hecho trizas), pero podéis enrollar el sisal directamente sobre el pilar de madera.

A última hora decidí añadir una plataforma en la parte superior del poste, pero podéis no ponerla y tapar el agujero con un tapón de cacao en polvo o lo que se os ocurra que encaje.

Más adelante igual le amplío el rascador, ¡con otro tablero de DM y unas pletinas metálicas se pueden ir añadiendo "estancias" hasta convertirlo en un palacete gatuno estupendo! :D

Os dejo con las fotos, que hablan por sí mismas:

1. Materiales

 2. Marcar el centro

 3. Marcar la posición de los tornillos

 4. Atornillar, primero los de la base y luego los del poste

 5. Marcar agujeros del anclaje con ayuda de un folio

 6. Taladrar tubo de cartón y poste

 7. Encolar la cuerda sisal

  8. Comprobar si encajan los agujeros de anclaje

 9. Forrar la base, presentar la tela

 10. Forrar la base, encolar

 11. Base forrada terminada

 12. Anclaje para la plataforma (opcional) en el poste

 13. Anclaje en la plataforma

 14. Tapizar la plataforma (En mi caso, ¡con auténtica piel de teleñeco!)

15. ¡Tachán! ¡Nuestro poste rascador finalizado!

¡Hasta pronto!

Aneke